“SI LAS DECISIONES REGIONALES FUERAN AUTÓNOMAS PODRÍAMOS REVERTIR LAS PREOCUPANTES CIFRAS DE DESEMPLEO”

Comparte en tus Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cifras alarmantes arrojadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) respecto a la tasa de desempleo en la región, en particular de la provincia de San Felipe, que registra los resultados más altos con 8,5% y de las provincias de Los Andes y Quillota con un 7,8%, motivaron a la diputada Andrea Molina a iniciar un estudio para analizar la factibilidad de crear la región de Aconcagua.

“Las cifras que hoy conocemos nos indican que tenemos que redoblar esfuerzos en esta zona y si logramos demostrar que existe actividad productiva para generar la Región de Aconcagua, tenemos los argumentos suficientes para proponerlo y así subsanar la postergación de esta zona”, puntualizó.

Agregó además que “la alta tasa de desempleo que se ha sostenido en el tiempo, muestra una postergación en la zona de cordillera, como las provincias de Los Andes, San Felipe y Quillota, hecho que ha provocado en forma justificada que la ciudadanía se manifieste respecto a la necesidad de reagruparse en una sola región”.

La parlamentaria insistió que la descentralización es la clave para que las regiones puedan sustentarse. “Si los recursos llegaran directo a ellos, es decir, si las decisiones fueran autónomas, tal vez podrían revertir estas cifras y en ese sentido me parece urgente que para subsanar este creciente desempleo en el sector y para impulsar su desarrollo económico, podamos ver la factibilidad de que San Felipe, Los Andes y Quillota se reagrupen en una sola”.

“Chile está viviendo una importante desaceleración a nivel económico. Sumado a eso, la tasa de desempleo en algunas regiones del país casi alcanzan los 2 dígitos. A nivel país, la tasa de desempleo es de un 6,7%. Más preocupante aún, la región de Valparaíso arroja una tasa de desempleo de 7,2%. Dentro de ella, las cifras más altas la registran las provincias de Los Andes y Quillota con un 7,8% y San Felipe con un 8,5%”, agregó.

Cabe precisar que la parlamentaria iniciará esta semana una consulta a nivel regional, a través del Centro de Estudios de Participación Regional, Cepre, para conocer la visión ciudadana respecto de esta temática.

A su vez, Molina insistió que la descentralización requiere de herramientas económicas que permitan recaudar mayores recursos como por ejemplo el IVA. “Con esta propuesta busco generar recursos nuevos para que el gasto de los gobiernos locales de uso autónomo respecto al total del gasto nacional, sean similares a los niveles de los países de la OCDE. Para ello se requerirá que estos gastos aumenten en cerca de 12 mil millones de dólares adicionales y si el gobierno toma en consideración la iniciativa que he presentado, lograríamos recaudar 8 mil millones en forma inmediata. Así, los otros 4 mil, los podríamos obtener del fondo de divergencia y finalmente lograríamos lo que la OCDE nos pide, un gasto de un 35%”.

IMG_5144.JPG