La herencia de Avsolomovich: La prueba de fuego del seremi Candia

Para algunos ya es conocido como el “Seremi de Hierro”, para otros sólo ha cumplido con su deber, lo cierto es que para nadie ha pasado desapercibida la inédita actuación del seremi de Vivienda y Urbanismo de la Quinta Región, Mauricio Candia Llancas, al decretar la paralización y la demolición del proyecto conocido como el Mall del 14 Norte.

A mayor responsabilidad, son mayores los desafíos que se avistan en el horizonte del seremi de Vivienda, Mauricio Candia, en especial tras la decisión adoptada en perjuicio de la Inmobiliaria Mall Viña del Mar S.A y de la constructora DESCO, donde ha tenido que lidiar con numerosas reuniones con ejecutivos que buscan una salida para un proyecto que infringe tanto las normas urbanísticas existentes para los denominados equipamientos mayores, como los existentes en el Plan Regulador de la Ciudad Jardín.

En ese contexto, Candia sólo habría hecho lo que tenía que hacer en un caso que además contaba con el aval comunicacional del intendente Ricardo Bravo y del seremi de Transportes, Patricio Cannobio.

La Bodega Simón Bolívar

Sin embargo, desde hace unas semanas consta en el escritorio de Mauricio Candia Llancas una nueva solicitud que afecta esta vez en el corazón del proyecto Mall Puerto Barón, situación heredada de su antecesor Matías Avsolomovich Falcón, situación tan evidente como la que resolvió en Viña del Mar, pero en la cual no cuenta con el apoyo político de Ricardo Bravo, que se ha manifestado abiertamente en apoyo al proyecto del centro comercial de Plaza S.A.

Como antecedente hay que partir diciendo que para autorizar el emplazamiento del proyecto Mall Barón, en primer lugar se tuvo que dar el cambio de uso de suelo, destinado originalmente a la actividad portuaria. Lo anterior se produjo mediante el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), que resolvió el 24 de enero de 2005, el mencionado cambio de uso de suelo pero con un resguardo excepcional de la Bodega Simón Bolívar.

Lo anterior se tradujo en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) N° 23/2005 que en su parte central declaró edificio de Conservación Histórica a la Bodega Simón Bolívar y definió distanciamientos para su protección y contemplación en todo su perímetro (y desde todo el anfiteatro de la Ciudad Puerto) prohibiendo todo tipo de adosamientos o intervención a su estructura.

La mencionada RCA N° 23, se mantiene vigente y fue reconocida por la seremi de Vivienda mediante el Ordinario N° 228 de fecha 25 de febrero de 2005.

En el intertanto, el año 2009, vía enmienda el Concejo Municipal de Valparaíso realizó una modificación al Plan Regulador Comunal de Valparaíso donde se autoriza el adosamiento a la Bodega Patrimonial, situación que contraviene la RCA N° 23, y que a juicio de los opositores sería un subterfugio, ya que una norma que es sólo aprobada por los ediles de una comuna no puede tener mayor potestad que una resolución donde intervinieron todos los servicios del Estado.

El informe de Matías

Todo lo anterior se contraponía al permiso de obras que tramitaba la empresa Plaza S.A en la Municipalidad de Valparaíso, luego que en el diseño del Centro Comercial la Bodega Simón Bolívar queda “encapsulada”  por paredes, desapareciendo de la vista del anfiteatro porteño, a lo que se sumaría una intervención estructural en todo su perímetro.

Lo descrito queda patente no sólo en la Maqueta 3D difundida por los detractores del proyecto, sino que también en la dada a conocer por el director del proyecto Puerto Barón, Juan Pablo Almazora, tanto en presentaciones personales como en su cuenta de Twitter.

Frente a esta situación, y a petición de la Dirección de Obras de Valparaíso previo a la otorgación el permiso de obras, el ex seremi de Vivienda, Matías Avsolomovich -el 8 de agosto de 2012-, se refirió a la Memoria de Conservación Histórica de la Bodega Simón Bolívar.

La ex autoridad ministerial y hoy Secpla de Viña del Mar evacuó el Ordinario N° 1728, informe donde indica su preocupación por la intervención del edificio patrimonial, situación contraria a la RCA N° 23, al detallar por ejemplo en el punto B) que: “Naves laterales: Uno de los elementos fundamentales que debe respetarse en la presente intervención es el rescate de la estructura de pórticos, que a nuestro juicio no debe perderse. Preocupa, entonces, que en las naves laterales, quede cubierta parte de la estructura de pórtico, se solicita señalar que alternativas de diseño podrían contemplarse que no cubra dicho diseño estructural”.

Asimismo al referirse al diseño de ingeniería, Avsolomovich da cuenta del adosamiento de la estructura del centro comercial a la Bodega Simón Bolívar y que su estructura sobrepasaría la distancia y la altura permitida.

La herencia de Avsolomovich

Sin embargo, cinco meses más tarde, el 18 de enero de 2013, el mismo seremi Avsolomovich resuelve mediante el Ordinario N° 110 dar luz verde a la intervención de la Bodega Simón Bolívar, no sólo contradiciendo lo indicado anteriormente, sino que lo dispuesto por la Memoria de Conservación y la mencionada Resolución de Calificación Ambiental N° 23.

Lo anterior al señalar: “Analizado el proyecto, se autoriza la intervención expuesta precedentemente, haciendo presente en la presente autorización, conforme se indicara en el punto 3.1 que no podrán resolverse locales con vitrinas comerciales que se adelanten por sobre los pilares de los marcos, aun cuando estos sean de material transparente”.

Recurso de Invalidación

El pasado 25 de julio fue ingresado ante el actual seremi de Vivienda, Mauricio Candia Llancas, un recurso de invalidación en contra del Ordinario N° 110, firmado por su antecesor Avsolomovich, por vulnerar las normas legales que resguardan la conservación y observación de la Bodega Histórica Simón Bolívar.
Asimismo se da cuenta de la vulneración que implica este permiso al informe de ICOMOS y la resolución de UNESCO en torno al Valor Universal Excepcional de la Bodega Histórica

La presentación fue formulada por el dirigente porteño Jorge Bustos y el abogado Rodrigo Avendaño, y es una prueba de fuego para el seremi Candia, ya que al decretar la nulidad del Ordinario N° 110  invalida a su vez el Permiso de Obras otorgado por la Municipalidad de Valparaíso para la construcción del Mall Barón.
Lo anterior pues el cambio de opinión de Avsolomovich fue el fundamento que dio luz verde a la autorización de iniciar obras, por lo que ante su nulidad se requeriría la tramitación de un nuevo permiso de construcción.

Espada de Damocles

A juicio de cercanos al seremi Candia, la violación presente en Ordinario N° 110  de Avsolomovich es tan evidente,  que se este documento se ha transformado en una verdadera “maldición” o “espada de Damocles” que pende sobre el Secretario Regional Ministerial.

Esto, pues aparte que el mencionado recurso de invalidación pide remitir los antecedentes de los eventuales ilícitos cometidos a la justicia, enfrenta a  Candia Llancas a una situación donde probará su temple ante un escenario político adverso.

Por Juan Manuel Ugalde Ramos
juanmanuel@anin.cl

FUENTE: www.anin.cl