Ministro de Hacienda firmó dos acuerdos con Alemania por hasta 115 millones de euros para el desarrollo de la energía solar

Comparte en tus Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

4

  • Alberto Arenas explicó que el primer contrato es un crédito a través de banco alemán KfW por 100 millones de euros, que Corfo intermediará a la banca, y el segundo es por un aporte no reembolsable (donación) de hasta 15 millones de euros.
  • Subrayó que  la energía no sólo debe ser  limpia, amigable y sustentable con el medio ambiente, “sino que a buenos costos, que sea base para sustentar un crecimiento económico en Chile”. Agregó que “la energía es clave para crecer, así como el crecimiento es clave para enfrentar la desigualdad en Chile”.

Talcahuano, 17 de diciembre de 2014. Con el objeto de fortalecer la agenda energética del país, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, firmó dos contratos con Alemania para el desarrollo de la energía solar a través del banco alemán KfW. Participaron en la ceremonia de firma el ministro de Energía, Máximo Pacheco, el vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitrán, y el director de Agencia Regional del KfW, Gerd Juntermann, además del director de la AGCI, Ricardo Herrera.

“Cuando hablamos de crecimiento, la energía es una de las áreas que tenemos que desarrollar en todas las dimensiones, y lo estamos haciendo con proyectos de ley en el Congreso, fortaleciendo nuestra institucionalidad con seremis en todo el país, buscando y dando ejemplos de licitaciones de energía bastante exitosas, disminuyendo los costos de energía, como fue el compromiso que hiciéramos en mayo pasado con la Agenda de Energía. La energía es clave para crecer, así como el crecimiento es clave para enfrentar la desigualdad en Chile”, enfatizó esta tarde el ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

Las declaraciones las hizo en el marco de la suscripción de dos contratos por un monto total de hasta 115 millones de euros, con el gobierno alemán a través de banco KfW.

El primero es un crédito por hasta 100 millones de euros, que se ejecutará a través de Corfo. Esta corporación dispondrá de una línea de refinanciamiento para bancos intermediarios orientada al desarrollo de proyectos de fomento de la Energía Solar en Chile.

El segundo contrato es por un aporte no reembolsable (donación) de hasta 15 millones de euros, con recursos del programa de Facilidad de Inversiones para América Latina de la Unión Europea, gestionados también por el KfW, para medidas de asistencia técnica y de capacitación a los bancos intermediarios, que les permita evaluar este tipo de proyectos  y gestionar su ejecución por entidades privadas.

Estos recursos apoyarán la construcción de la primera planta de concentración de energía solar con almacenamiento térmico en Chile (Proyecto CSP),  con una potencia de 110 MW y que contará con 17,5 hrs. de almacenamiento térmico en sales fundidas, para suministrar energía eléctrica al sistema interconectado del Norte Grande.  La planta se ubicará en la Región de Antofagasta, y aprovechará los elevados niveles de radiación solar de la zona norte. “Como Gobierno esperamos que este sea un proyecto exitoso y estamos complacidos de desarrollar iniciativas con la cooperación de Alemania, en beneficio de nuestro país”, destacó el ministro.

En la misma línea, enfatizó que el programa económico del Gobierno se refiere al crecimiento inclusivo, “y en el corazón de ese crecimiento inclusivo hay dos materias que nosotros tenemos que  enfrentar con total convicción.  Una es la productividad en Chile y eso habla de una Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento, y la otra habla de la energía, no sólo que sea limpia, amigable, sustentable con el medio ambiente, sino que a buenos costos, que sea base  para sustentar un crecimiento económico en Chile”.

El secretario de Estado explicó que la Agenda de Energía de Chile apunta a la diversificación de nuestra matriz energética a través del desarrollo de energías renovables no convencionales;  a la reducción de sus impactos ambientales;  al uso eficiente de energía y  a la promoción de la competencia y a la reducción del costo de la energía para las empresas y hogares del país.

Afirmó que “adquiere especial relevancia la cooperación alemana, que se materializa fundamentalmente a través de las intervenciones del Banco de Crédito para la Reconstrucción (KfW), quién aporta su vasta experiencia en el desarrollo de proyectos que contribuyen a la protección del medioambiente y el desarrollo sostenible, fomentando prácticas productivas de bajo impacto climático y la reducción de gases de efecto invernadero”.