Con éxito finaliza proyecto comunitario para crear conciencia sobre el cuidado del agua

Comparte en tus Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con la entrega de diplomas de certificación, finalizó exitosamente el proyecto “Una gota de agua, una gota de vida”, ejecutado por el Consejo Local de Salud de Quilpué, como parte de la primera versión de los fondos concursables “Contigo en cada Gota”, que Esval destina a iniciativas de diversas organizaciones en toda la región.

Este proyecto se ejecutó en el Consultorio General Urbano de Quilpué, beneficiando directamente a 5 mil vecinos de la comuna, y en forma indirecta a más de 50 mil personas inscritas en el establecimiento. Su objetivo es promover el uso racional del agua potable y el cuidado del medio ambiente, a través de la toma de conciencia de la importancia del recurso en todos los aspectos de la salud de las personas.

El subgerente zonal de Esval, Hernán Berríos valoró la motivación de los dirigentes y miembros del Consejo Local de Salud por participar en los fondos concursables “Contigo en cada Gota”, señalando que “con esta herramienta buscamos integrar a la comunidad y a diferentes instituciones en relación a la importancia del recurso hídrico, más aún en un escenario de sequía estructural. El año 2014 recibimos un total de 504 proyectos y esperamos aumentar la cobertura para el presente año, generando un importante vínculo con los vecinos de todas las comunas de la región”.

Para el director del establecimiento de salud, Gerardo Arriagada “lo más destacable es el compromiso de la comunidad con su propia salud, entendiendo que el agua es fundamental y su cuidado es una tarea de todos”.

A través del proyecto, se realizaron actividades como: distribución de trípticos destacando el uso responsable del agua en las salas de espera del consultorio; talleres de promoción del buen uso de este recurso, donde asistieron dirigentes e integrantes de las juntas de vecinos y organizaciones que conforman el Consejo Local de Salud de Quilpué; y un concurso de dibujo para los niños que asisten al consultorio, donde reflejaron cómo cuidan el agua en su hogar.