Más de 380 mil kilos de basura se han extraído en cerros de Valparaíso gracias a programa de CONAF

Comparte en tus Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un total de 384.980 kilos de residuos domiciliaros se extrajeron desde ocho cerros de la comuna de Valparaíso a través del programa de control de microbasurales que ejecuta la Corporación Nacional Forestal (CONAF), en el marco del plan de inversiones, recuperación y rehabilitación urbana que implementó el Gobierno de Chile, tras el megaincendio que afectó a la ciudad puerto en el mes de abril del año 2014.
Para dar cuenta de los avances de la primera etapa de este programa, que abarcó la intervención de una superficie de 116.138 metros cuadrados, el gobernador de la provincia de Valparaíso, Omar Jara, junto al director regional de CONAF, Héctor Correa, visitaron el sector Las Palmas del cerro Los Placeres, uno de los sitios que se limpió y recuperó para el uso público.
En la oportunidad, la primera autoridad provincial manifestó que “estamos atacando 150 microbasurales, que en algunos casos no son tan micro sino que son macrobasurales de toda la ciudad de Valparaíso y ya hemos atacado cerca de 60 puntos. Se han extraído cerca de 400 toneladas de basura, las que han sido depositadas en el vertedero. Se ha formado mucha gente. Se hace un trabajo de formación, no sólo con los trabajadores que son gente que vive en el sector, sino que también con las distintas organizaciones que están en el lugar, para que tomen conciencia de la necesidad de mantener limpia la ciudad y evitar los riesgos de incendio”, dijo el gobernador Omar Jara.
Por su parte, el director regional de CONAF explicó que “la fase inicial de intervención consideró a los cerros Ramaditas, Los Placeres, Rocuant, San Roque, La Cruz, El Litre, Rodelillo y Merced, todos ellos propensos al desarrollo de incendios forestales, debido a la acumulación de basura y vegetación en sus quebradas. En estos lugares trabajaron 96vecinos de la ciudad, los cuales fueron capacitados en prevención de riesgos, educación ambiental y sensibilización comunitaria”.
En tanto, el educador ambiental del programa de control de microbasurales de CONAF, Pablo Aranda, detalló que la estrategia de vinculación con los porteños consiste en “este problema (desperdicios arrojados en quebradas) hacerlo nuestro y tratar de sacar conclusiones de parte de la misma comunidad”. Y para ello, agregó, “llegamos a las juntas de vecinos, a los colegios, a las organizaciones vivas que nos ayudan en labor de concientizar”.
Finalmente, la presidenta de la Junta de Vecinos Dr. Israel Boizblat del cerro Los Placeres, Teresa Muñoz, sostuvo que fueron la primera organización social” intervenida por este programa de microbasurales, y en el caso nuestro hubo macrobasurales. Aquí hay un sinnúmero de cosas que se coleccionan y se tiran a las quebradas, y no hay miramientos de ninguna especie. Así que yo los felicito y lo único que siento es que esto no sea más continuo, porque en realidad acá hemos pasado dos veranos muy lamentables, en los cuales pasamos bastante susto, con el incendio de Rodelillo y con el de Placeres particularmente. El fuego avanza por las quebradas y la gente no entiende, se tiran neumáticos, se tiran colchones y somieres, y ése es el combustible para siniestros posteriores”.
Cabe consignar que la segunda fase del programa de control de microbasurales contempla mantener las faenas en los cerros Los Placeres y Rodelillo, a los cuales se sumarán Cordillera, Toro, Polanco, Alegre y Mariposas. Para ello, CONAF contrató a 133 operarios ambientales, quienes están siendo capacitados e iniciarán sus labores a contar de la próxima semana.