Vecinos de Algarrobo presentan recurso de protección y acusan a alcalde Gálvez de haber arrasado con árboles nativos y “desviación de poder”

Comparte en tus Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

017

Vecinos de Algarrobo presentan recurso de protección y acusan a alcalde Gálvez de haber arrasado con árboles nativos y “desviación de poder”

 

  • Hace menos de una semana que la comunidad impulsó la plantación de especie para recuperar un sector que,  denuncian, ha sido abandonado por el municipio.  Abogado Christian Lucero sostiene que el municipio planifica su pavimentación, en desmedro del área verde, para facilitar el acceso vehicular a camiones que trabajan en la construcción de 6 torres de 80 departamentos cada una.

Vecinos de los sectores de Mirasol y Algarrobo Norte, en la comuna de Algarrobo, llegaron hoy hasta la Corte de Apelaciones de Valparaíso para presentar un recurso de protección y manifestar su rechazo a la destrucción de árboles nativos plantados recientemente por la comunidad del lugar con el objeto de resguardar un área verde cuya preservación estaría en riesgo en beneficio de un proyecto inmobiliario.

El senador Francisco Chahuán, quien ha respaldado a los vecinos, explicó que la acción legal se originó en el interés que los mueve para resguardar un área verde establecida en la planificación original de la comuna de Algarrobo, y que en la actualidad se estaría pavimentando para facilitar el acceso vehicular para un proyecto que contempla la construcción de 6 torres de 80 departamentos cada una.

Vale recordar que en una señal de repudio, los vecinos plantaron recientemente una treintena de árboles nativos, los que a poco andar fueron arrancados, presumiblemente, por el municipio.  El senador manifestó su confianza en que se investiguen los hechos y se “salvaguarde el derecho de los vecinos a disponer del área verde” en cuestión.

El abogado patrocinante, Christian Lucero, fue más allá y acusó directamente al alcalde Jaime Gálvez de ordenar la destrucción, durante la madrugada del 4 de enero pasado, de los árboles.  Recordó que hace más de un año que los vecinos venían reclamando por el abandono en que yacía el sector ubicado al final de calle Samuel Lillo, en Algarrobo Norte, y el deterioro producido por el tránsito de camiones.

Lucero sostuvo que “la orden del alcalde de arrasar con los árboles plantados tuvo el objetivo de pavimentar el tramo de la calle Samuel Lillo, pasando sobre el área verde, de manera de convertirla en acceso vehicular permanente para un proyecto inmobiliario, lo que hemos denominado una desviación de poder, pues sus atribuciones debieran utilizarse para proteger los espacios de todos y no de un particular”.

  El abogado explicó que de acuerdo a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción “las áreas verde son terrenos que deben ser destinados preferentemente  al esparcimiento y circulación peatonal, conformada por especies vegetales como elemento básico.”