Jóvenes con discapacidad visitan vivero de la Reserva Lago Peñuelas para aprender técnicas de cultivo

Comparte en tus Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estudiantes del centro educacional Las Dalias recibieron inducción respecto a la labor que desempeñan las viveristas de CONAF. Iniciativa busca potenciar la inclusión laboral de personas con trastornos cognitivos.

Con el objetivo de fortalecer la inclusión laboral y el tratamiento de personas con discapacidad intelectual, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) realizó un taller respecto al cultivo de árboles nativos en el vivero de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, en Valparaíso, el cual estuvo dirigido a parte del plantel del centro educacional Las Dalias, que atiende a jóvenes con trastornos cognitivos.

Foto 1

Sobre la instancia educativa, la jefa del vivero de la reserva nacional, Claudia Alcaras, junto con destacar el beneficio recíproco de esta instancia para ambas instituciones, explicó que a los estudiantes se les enseñaron técnicas de “siembra, desmalezado y también de trasplante de plantas desde bandejas speedling a bolsas. Todas estas, tareas que consideramos adecuadas para que desarrollaran con su discapacidad”.

Foto 5

Agregó que “conversando con las mismas personas de la escuela, encontraron que era bastante buena la actividad, les gustó bastante también a los alumnos, así que la idea sería poder repetirla”.

Por su parte, la terapeuta ocupacional y encargada de Inclusión Laboral de la fundación Coanil en la región de Valparaíso, Marcela Varas, manifestó que el propósito de la visita al vivero fue “vincular a los jóvenes que participan de los niveles laborales con espacios de inclusión, que les permitan conocer que existen otras posibilidades de oficio para un futuro laboral. Y también para que pongan en práctica lo que ellos hacen en una escala más pequeña dentro de la escuela”.

Foto 2

En esa línea, añadió que “por lo general, lo que conocen son oficios que han realizado sus familiares cercanos, papás, y no siempre son los más apropiados para ellos, porque tienen condiciones de riesgo, no tienen las condiciones básicas de seguridad, de estabilidad. Me llamó la atención que CONAF tiene protocolizado, por ejemplo, cómo acercar a las personas a los oficios, cómo recibirlos y prepararlos para que tengan un desempeño óptimo en el empleo”.

En relación con las técnicas que aprendió el grupo de alumnos, cuya edad fluctuaba entre los 15 y los 26 años, la profesional del área médica detalló que “se trata de trabajos que no requieren una preparación muy exhaustiva, son de mediana complejidad y ellos, si reciben un entrenamiento o una guía permanente, pueden llegar a ser trabajadores muy buenos”.

Asimismo, afirmó que esta experiencia no sólo puede ser vinculada al área laboral, sino que también a los jóvenes que tienen mayores dificultades de tipo motor o sensorial, quienes al desempeñarse en la naturaleza, tienden a sentirse integrados a la comunidad y a subir su autoestima.

Cabe consignar que la escuela especial Las Dalias está ubicada en Viña del Mar y forma parte de la red de centros educacionales de la fundación Coanil, entidad dedicada al tratamiento y la inclusión social de personas con discapacidad intelectual.

thumb_DSC08917_1024